Última colmena. Última colmena. Última colmena.
Vino con sal gorda del Lord Pengallan y el Espermatozón Rodríguez.

jueves, 20 de diciembre de 2007

Apenas una noticia sobre el dibujante.


Conocí al Lord Pengallan durante sus primeros años de cría. Cuando aún se encontraba inmerso de lleno en el duro y muy estrecho proceso de alistamiento social que por aquel entonces nos gustaba llamar jardín de infancia, guardería o matraz inhibidor de concentrados sexuales.
Sus lamentos, sus terribles lloros de larva desnutrida, hicieron de él una fuente continua de incordios y desequilibrios; de tal forma que en más de una ocasión nos sentimos obligados a aislarlo durante meses. Creo recordar ahora que, alguna vez, por más de tres años.
Puede que a los pedagogos modernos les parezca un período excesivo, pero en el pasado siglo XX nuestros centros para la imitación limitada (el equivalente de las actuales escuelas de precipitación social) no disponían de tan avanzados métodos de enseñanza como los que hoy se pueden encontrar hasta en el más pequeño de los campos penitenciarios escolares. La inyección de Ittelson, la implantación de células granuladas en el cerebelo y otros muchos milagros de la química del comportamiento aún no eran más que bellos sueños en las mentes de los creadores de la bomba supratómica. Créanme si les digo que no hacíamos más de lo necesario con mucho menos de lo que hubiera sido posible.
Lord Pengallan era uno de los espécimenes con que mayor saña habíamos decidido apostar de toda aquella remesa de incubación. Poseedor de una imaginación y unas habilidades plásticas sobresalientes parecía destinado como tantos otros de similares características a acabar transformado en subproducto nutricional para nuevas larvas. Si no fuera, claro, porque yo me había propuesto conducirlo de manera que cuando los demás jugaran a introducir lapiceros y rotuladores en sus cloacas él prefiriera clavárlselos en el pecho para dibujar con su propia sangre paisajes electrónicos en las espaldas de sus hermanos. "¡¿Y me preguntan si me sorprende el triunfo de Última colmena entre el público y la crítica?! Yo escogí a ese gusano en el mismo instante en que comenzó a morder al resto de sus compañeros de camada."
Conversación con el Educador Zagreus-381 (transcrita manualmente tópico tras tópico).

No hay comentarios:

Última colmena. Última colmena. Última colmena. Última colmena.